martes, 7 de abril de 2009


Átame y piérdeme, qué digo...
ábreme a tu juego de metal y seda,
lame mi carmín, vístete de mi saliva,
qué digo...
ráyame la piel granada,
hazme de tu cuerpo entre mis piernas,
embísteme indefensa,
crúzame el deseo con tus dedos.

Átame y muérdeme la piel,
si no me rompes no harás nada que me invoque,
átame...
qué digo, piérdeme en tu cuerda y tus cadenas,
en la palma de tus manos piérdeme,
en tus noches de calor enloquecido
con el cuero de mis nalgas por la alcoba,
mis caricias maniatadas,
la sombra de mi pelo en abanicos negros,
con mi entraña amansada a tus caprichos,
mi lengua, lamiendo el fruto rojo de tus dientes.

7 comentarios:

belita dijo...

Tienes un blog precioso y me alegra haber llegado casi al inicio del mismo.

Muchas gracias por el trocito de poema de Cernuda.

Besines

arnand dijo...

Delisioso blog y preciosos textos...
Fantástico descubrirte!
Besos

Erotismo dijo...

bonitos textos... haces que la sumisión se haga algo muy delicado

J.C. dijo...

Leyendo esto, sentí sabores, olores, hasta senti tocar algo.

Aixó dijo...

Átame

POEM dijo...

mmm

muy bueno este poema intenso

vístete de mi saliva, mmm

qué frase

y juego de metal y seda...mmm


atame a la piel de tus labios
a la miel de tu coño
cuando tiemblas y gritas con extasis
átame
y no me dejes caer
sino pónte a lamerme
hasta quedarte sin fluidos bucales
sin cuerdas vocales...

Anónimo dijo...

Por que no:)